Diez pautas para mejorar su experiencia en un sitio web

La banda ancha permite hoy disfrutar mucho mejor que antes de los sitios web, sean éstos de solo texto, o interactivos, con animaciones, audio y video, y también ayuda a compartir con amigos, conocidos y contactos virtuales los mejores contenidos, gracias a que estos sitios cada vez están mejor enlazados con las redes sociales.

Y, sin embargo, la mayoría de los visitantes no aprovecha todos los servicios y contenidos que los sitios les ofrecen. Los editores de muchos sitios se quejan del poco tiempo que pasan sus usuarios en cada visita, y que con frecuencia entran a una página y tan pronto terminan de verla, se van (a esto se le llama ‘porcentaje de rebote’).

Aquí encontrará 10 pautas para que las visitas a un sitio sean más agradables y útiles, se trata de puntos sencillos, algunos de ellos obvios, pero que probablemente usted no ponga en práctica o considere innecesarios. Algunos, por supuesto, están orientados a los sitios que se visitan con frecuencia, y no a los que se llega por casualidad.

1. Regístrese (cree una cuenta de usuario). Con el registro, el usuario del sitio obtiene algunas ventajas o servicios adicionales, tales como información personalizada, participación en concursos o sorteos, promociones de productos y suscripciones a otros contenidos o servicios.

2. Dedique un tiempo a mirar todos los elementos del sitio. Podría encontrar sorpresas agradables o servicios y contenidos útiles, tales como módulos de video, anuncios especiales, contenidos provenientes de otros sitios o de las redes sociales, archivo con contenidos antiguos, sondeos en línea, archivos descargables y muchos más.

3. Haga búsquedas efectivas. Si el buscador funciona bien, úselo para ampliar la información. Si el buscador del sitio no le da resultados satisfactorios, use Google por ejemplo.

4. Si visita el sitio con frecuencia, suscríbase al RSS. Esto le permite recibir con su lector de ‘feeds’ RSS –como Google Reader o Netvibes– las nuevas publicaciones del sitio, sin que tenga que ir continuamente a buscarlas.

5. Suscríbase a newsletters o boletines de noticias. En algunos casos estos boletines se limitan a reproducir los titulares, pero en otros amplían la información y brindan ofertas comerciales y otros beneficios.

6. Siga el sitio en sus canales en redes y plataformas sociales como Twitter, Facebook, Google Buzz, Flickr, LinkedIn, Sonico, YouTube o Flickr. No necesita seguir el sitio en todos sus canales, sino solamente en los que utiliza para recibir información relacionada.

7. En los temas que le interesan, deje sus comentarios. No sólo son un medio para que usted se exprese, sino que también enriquecen los contenidos del sitio, estimulan la participación de los demás y hace que quienes lo manejan tengan un termómetro más preciso para medir el interés y las reacciones que generan ciertos temas. Si más personas participan, los contenidos seguramente evolucionarán en el camino correcto.

8. ¡Comparta! Si el contenido que leyó le pareció útil, interesante, curioso o divertido, a algún amigo o persona cercana también le puede servir. En muchos sitios debe copiar la dirección de la página o el texto y enviarlo por correo, o dar clic en un ícono de un sobre.

9. Comuníquese con el autor de los contenidos. Ahora muchos sitios web permiten al estilo de los blogs la comunicación directa entre el equipo de trabajo y los visitantes. Puede comunicarse con él para hacerle preguntas (aunque no siempre obtendrá la respuesta, pues a veces el flujo de mensajes supera la capacidad de reacción del equipo de trabajo). También lo puede hacer para criticar o felicitar (ambas cosas son muy valoradas por quienes entienden el poder de la retroalimentación), e incluso para proponer ese tema sobre el que siempre ha querido leer en ese sitio y hasta ahora nunca ha publicado.

10. Comuníquese con el editor o los directivos del medio, si tiene una razón de peso. Antes de prejuzgar a un sitio o un medio –a muchos visitantes de sitios les encanta lanzar teorías de conspiración de debajo de la manga–, intente comunicarse con quienes toman las decisiones. Quizás, por ejemplo, lo que usted creía que era una componenda contra una empresa haya sido un simple malentendido.

Fuente: enter.co