Nokia pagará 16.500 millones de dólares para fusionarse con Alcatel-Lucent

nokia-alcatel-lucentLa empresa de telecomunicaciones finlandesa Nokia anunció la compra de la totalidad de las acciones de su rival francés Alcatel-Lucent en una operación valorada en 16.500 millones de dólares (15.600 millones de euros), confirmando recientes rumores.

Nokia ofrece en Francia y Estados Unidos acciones propias a cambio de las de la firma de equipamiento de redes de telecomunicaciones. La oferta está contenida en un memorándum de entendimiento. El nuevo gigante europeo se llamará Nokia Corporation y tendrá su sede en Finlandia, aunque con una “fuerte presencia” en Francia.

La firma finlandesa tuvo una facturación de 12.700 millones de euros, frente a los 13.200 millones de euros que cosechó Alcatel-Lucent. Al frente del sector se ubica la sueca Ericsson, con una facturación de 25.100 millones de euros el año pasado, pero prácticamente empatada con la china Huawei.

Nokia ofrece 0,55 nuevas acciones por cada una de Alcatel-Lucent, por lo que el monto final es un 28 por ciento superior al precio medio de la firma en los últimos tres meses. Se espera cerrar el trato en la primera mitad de 2016. El director de ambas compañías será Rajeev Suri, hoy al frente de Nokia.

La firma finlandesa se reconvirtió fundamentalmente en un proveedor de redes para empresas de telecomunicaciones tras la venta de su división de celulares a Microsoft.

Nokia confirmó también que estudia todas las opciones para su servicio de mapas HERE. La agencia Bloomberg había filtrado antes negociaciones de venta con el polémico servicio de transporte de viajeros Uber y sobre el interés de un grupo automotor alemán.

El gobierno francés, que debe dar su aprobación tras haber declarado de interés nacional al sector de telecomunicaciones, ya anunció que mira con buenos ojos el acuerdo. La oferta fue, sin embargo, mal recibida en la bolsa de París, donde el título de Alcatel-Lucent caía más de un 10% tras el anuncio.

Al término de la transacción, dos tercios del capital seguirán en manos de los accionistas de Nokia y el tercio restante en manos de los de Alcatel.

Los representantes de Alcatel-Lucent dispondrán de tres puestos de nueve o diez en el consejo de administración, entre ellos el de vicepresidente.

El futuro grupo tiene el objetivo de ahorrar 900 millones de euros sobre sus costes hasta 2019 y pretende reducir sus costes financieros en 200 millones.

El objetivo de ahorro sobre los costes debería alcanzarse sin suprimir puestos de trabajo suplementarios más allá de los que se pierdan en la reestructuración que está teniendo lugar en el grupo francés, afirmaron ambas empresas.

Alcatel-Lucent había planificado la supresión de 10.000 puestos en octubre de 2013, de los cuales 600 están en Francia, en el marco de su plan estratégico “Shift 2013-2015”. El grupo tiene en la actualidad cerca de 8000 trabajadores en Francia y 53.000 en todo el mundo, frente a los 55.000 de Nokia.

Fuente: AFP y DPA.