2015 ya es el año del ‘cibercrimen’

Security concept: blue opened padlock on digital backgroundCualquiera puede estar en el punto de mira del francotirador digital, que aguarda escondido tras el muro de unos y ceros, y puede elegir como víctima algo tan grande como un estudio de Hollywood o tan pequeño como un usuario particular. Los métodos y motivos son múltiples, desde los fines políticos a los que buscan hacer un buen negocio. Durante este primer trimestre de 2015, según indican dos informes de las compañías antivirus Kaspersky Lab y PandaLab, el cibercrimen está aumentando de manera espectacular.

La compañía rusa Kaspersky ha bloqueado 2.200 millones de ataques durante los primeros tres meses de 2015: el doble que en el mismo trimestre del año pasado. La empresa también contabiliza un gran aumento en su recuento de malware diario (todo programa que intenta infiltrarse o dañar un computador), que ha pasado de los 160.000 a los 225.000, un 40%.

Una de las razones apuntadas por Kaspersky para este aumento es el enorme alcance de los ataques internacionales ocurridos en este trimestre. En la misma línea, hace solo un mes, Microsoft apuntaba en un post de su blog oficial el aumento destacado del macromalware, ataques a través de emails falsos que imitan a instituciones públicas o empresas.

infeccion-informatica

Gráfico mundial del índice de infección informática. La escala de colores marca en verde oscuro el menor índice de ‘malware’ y en rojo intenso el mayor. / KASPERSKY LAB

Los cibercriminales parecen seguir al pie de la letra las tendencias: en su punto de mira se sitúa sobre todo el teléfono móvil. El estudio de Kaspersky indica que los programas maliciosos dirigidos a este dispositivo se han triplicado. Los ciberataques pretenden obtener dinero con los datos bancarios del usuario. Para ello, el malware que ha infectado el teléfono móvil replica el aspecto de una gran marca, Google por ejemplo, y le pide al usuario que ingrese la información de su tarjeta de crédito. A veces se llega al sarcasmo: se han dado casos de ataques que justificaban el solicitar esta información por la necesidad de “luchar contra la delincuencia informática”. Otro estudio de un gigante en los antivirus (Symantec, los creadores del Norton) apuntó en su estudio anual de 2014 que casi una de cada cinco aplicaciones para Android es un programa malicioso.

Por países, algunos de los países y territorios que sufren mayores índices de ataques son China, gran parte de Latinoamérica —Perú sería el más infectado según Panda— u Oriente Medio —Siria, Catar o Argelia resultan especialmente castigados. En cambio, el territorio más seguro para blindarse contra la infección es Europa, con Noruega, Suecia, Francia, Reino Unido o Portugal como regiones relativamente seguras para navegar en la red. En cuanto a los países que más atacan, Rusia, Estados Unidos y China copan el top tres, según datos de Kaspersky.

Las formas de atacar también siguen modas

Los troyanos —aquellos programas que al ser ejecutados aparentan ser inofensivos e imitan a otras aplicaciones— son los más habituales y representan el 72,75% del malware. Y dentro de esta popular amenaza, sube mucho el ramsonware, el secuestro exprés de datos. “Si hay que destacar algún tipo de ataque durante este inicio de 2015, es este. Este tipo de ataques afectan a todo el mundo, pero hemos visto cómo los delincuentes tratan de ir a por empresas, ya que poseen información valiosa por la que están dispuestos a pagar un módico rescate”, indica el estudio de Panda. Tampoco las redes sociales se salvan del asalto.

En Facebook los cibercriminales han encontrado la forma de engañar a los internautas usando eventos. El pasado mes de enero, miles de usuarios se infectaron por participar en un supuesto sorteo de Zara de 430 tarjetas de regalo por valor de 500 euros. Otro ejemplo de una tendencia que no deja de crecer. Si en 2014 Kaspersky detectaba mil millones más de ataques que en 2013, una subida de casi el 20%, este 2015 lleva camino de dejar muy atrás ese aumento. Y en el horizonte, el Internet de las cosas, el nuevo paradigma tecnológico que aspira a conectar todos los objetos a la red. Un mundo futuro con millones de nuevas ventanas por tapiar.

Fuente: El País.